Prevención de la Caries


La prevención de las caries se basa en tres líneas de actuación:

1.- Aumentar la resistencia del diente frente a la caries

Aplicación de flúor

El flúor aumenta la resistencia del esmalte del diente a los ácidos que producen las bacterias de la placa bacteriana. Puede aplicarse de dos modos:

  • Flúor sistémico, ingerido en forma de agua fluorada, tabletas o gotas.
  • Flúor tópico, aplicado sobre la superficie del diente. Puede utilizarse como dentífrico, aplicado directamente por el paciente en su domicilio, o en gel, aplicado por el dentista en la consulta, siendo recomendable hacerlo, por lo menos, una vez al año.

Selladores de fisuras

Son sustancias colocadas por el dentista, que recubren los surcos profundos de los dientes (en los cuales no pueden penetrar las cerdas de los cepillos dentales) con una fina capa de material plástico. Esta capa impide la entrada de restos de alimentos y microorganismos, previniendo así la aparición de caries.


2.- Evitar las causas que producen caries

Control de la dieta

Los principales alimentos productores de caries son aquéllos en cuya composición participan los denominados hidratos de carbono (azúcares). Se ha comprobado que lo importante no es la cantidad de hidratos de carbono ingeridos a lo largo del día, sino con qué frecuencia y en qué momento se ingieren, así como su consistencia.
Así, los alimentos blandos y pegajosos son más peligrosos que los sólidos no pegajosos; éstos, a su vez, son más peligrosos que los líquidos, porque se pegan más al diente.

De igual modo, son más peligrosos si se ingieren aislados entre comidas que durante éstas, y sobre todo si se ingieren antes de acostarse, ya que por la noche disminuye la cantidad de saliva que se segrega y, por tanto, la acción de limpieza de ésta es menor.

Si se consumen hidratos de carbono en exceso será necesario realizar un cambio en la dieta. Son muchos los alimentos que pueden sustituirlos sin perjudicar al diente, sobre todo para poder picar entre horas (nueces, avellanas, cacahuetes, almendras, maíz frito, etc.).

Control de los microorganismos causales

Es fundamental remover la placa bacteriana adherida al diente por medio de un cepillado adecuado después de cada comida y, sobre todo, antes de acostarse. Sin embargo, las cerdas de los cepillos de dientes son demasiado gruesas para penetrar en los espacios entre dos dientes. Para evitar la retención de placa bacteriana en estas zonas, conviene que su dentista le enseñe a manejar la seda dental.

Como técnica coadyuvante, siempre prescrita por su dentista, en determinadas ocasiones se pueden realizar enjuagues con colutorios antisépticos para ayudar a disolver la placa bacteriana.

Tratamiento precoz de las caries incipientes

Para poder tratar las caries incipientes es necesario realizar revisiones periódicas en las que el dentista detectará las lesiones que se estén iniciando en los dientes y deban ser tratadas.

Obtenga más información sobre la caries.

 


Recuerde que es importante que visite con regularidad a su dentista. En nuestras clínicas contamos con un equipo de profesionales cualificados que le ayudarán a tratar los problemas de salud y estética de su boca. Solicite una consulta sin compromiso.

 

Equipo Profesional - Nuestras Clínicas - Contacto

 

Design: Alex Lloyd

 

 
Más Información sobre
Odontología Conservadora