Ortodoncia

Aparatos Fijos

Los aparatos fijos son la mejor elección de la aparatología ortodóncica. Son los únicos que, debidamente utilizados, pueden realizar todo tipo de movimientos, tales como los de enderazamiento y torsión, corporales o en masa, rotaciones y demás. La utilización añadida de aparatos extraorales, les aporta componentes de corrección ortopédica, en el más estricto sentido de la palabra.

Para conseguir los resultados precisos, los aparatos fijos necesitan de una meticulosa técnica, mediante la colocación de bandas y brackets cementados sobre todas y cada una de las piezas dentarias, así como de una serie de sofisticados arcos para lograr los desplazamientos a que haya lugar, de acuerdo con el plan de tratamiento elaborado.

Los aparatos fijos tienen capacidad para desplazar de forma individual a todas y cada una de las piezas dentarias en cualquier dirección del espacio, lo que no sucede con los demás aparatos.

En muchas ocasiones es necesaria la utilización de elásticos intermaxilares, que, debidamente enganchados donde se señale, proporcionan la presión necesaria para mover dientes y maxilares hacia sus posiciones correctas. Los elásticos o gomas intermaxilares, tendrán que utilizarse el número de horas que se indique, de no hacerlo así, puede alargar el tiempo del tratamiento e incluso no alcanzar su mejor resultado.

Indicaciones específicas para los aparatos fijos

Malposición dentaria

El empleo de aparatos fijos es necesario cuando la corona o la raíz de un diente esté francamente desplazada de su posición correcta, especialmente cuando el movimiento que se requiere es en dirección vertical. Lógicamente, también son imprescindibles para cualquier desplazamiento horizontal.

Dientes rotados

El control preciso de la posición del diente logrado por el uso de los aparatos fijos, permite realizar movimientos de rotación, imposibles de conseguir con cualquier otro tipo de aparato.

Cierre de los espacios

Solamente los aparatos fijos pueden cerrar espacios correctamente, al conseguir desplazar en bloque toda la pieza dentaria, coran y raíz, y colocarlas, como procede, con sus raíces paralelas a las de piezas contiguas en la arcada.

Relación de incisivos

Cando es necesaria la corrección angular de la posición de incisivos superiores, inferiores o ambos, solo los aparatos fijos pueden desplazar los grupos dentarios anteriores en masa, lo que resulta de suma importancia para lograr un cambio estable en el nuevo ángulo interincisivos que se adjudique.

Movimientos múltiples

Los aparatos fijos pueden ejercer control sobre la posición de varios dientes o grupos de dientes a la vez, ya sea en uno o en ambos maxilares. Además, permiten realizar movimientos de inclinación, rotación y apicales simultáneamente. También permiten aplicar fuerzas intermaxilares extraorales, lo que no ocurre con otros aparatos.

Con los aparatos fijos es imprescindible asegurar de antemano la colaboración de los pacientes. También resulta fundamental que se identifiquen con su tratamiento y cuiden con meticulosidad de sus aparatos. Son instrumentos de precisión y como tales hay que tratarlos.

Este tipo de aparatología, emplea pequeños soportes o brackets, que van adheridos al diente. Los brackets, pueden ser metálicos, cerámicos, de zafiro...etc..

Estos aparatos, deben ser llevados permanentemente en la boca. Hoy día son los aparatos más universalmente aceptados y con los que se consiguen los mejores resultados.

VENTAJAS:

  • No se lo puede retirar el paciente: el aparato actúa constantemente
  • Necesitan menor colaboración del paciente
  • Se pueden tratar casi todos los problema
  • Permiten en la mayoría de los caso acabado del tratamiento perfecto

DESVENTAJAS: Necesitan mayor cuidado en la higiene

 

Entre los aparatos fijos, hay diferentes tipos, según su lugar de colocación en la boca:

APARATOLOGIA POR VESTIBULAR: Los brackets están adheridos al diente por su cara anterior y por lo tanto, son visibles. Sin embargo, pueden ser transparentes y pasan fácilmente desapercibidos Las bandas, son elementos metálicos que rodean a los dientes, hoy día se colocan solo en los molares y en casos muy concretos en los premolares.

 

TÉCNICA POR LINGUAL: Han sido muchos los intentos de diseñar un aparato que fuera por la parte interna del diente (lingual) para conseguir mayor estética. Sin embargo hasta el día de hoy son tantas las molestias para el paciente y tan limitados los resultados conseguidos, que la gran mayoría de los ortodoncistas preferimos ofrecer a nuestros pacientes aparatologias más seguras y eficientes.

 

¿QUE ES LA FASE DE CONTENCIÓN o RETENCIÓN?

Una vez quitados los aparatos fijos, termina el tratamiento activo. Pero queda otro paso importante: la retención.

Los retenedores están diseñados para mantener los dientes en su posición correcta hasta que hueso y encías se adapten al cambio.

Los retenedores son temporales: el ortodoncista decidirá cuánto tiempo hay que llevarlos, así como el que más conviene de los que usan con mayor frecuencia.

Es importante usarlos el tiempo que indique el ortodoncista, así como manejarlos con mucho cuidado y mantenerlos limpios.

Recordar: los dientes necesitan tiempo para adaptarse a sus nuevas posiciones. Los retenedores los mantienen en ellas mientras los huesos y las encías se adaptan al cambio. De no llevarlos, se corre el peligro de que vuelvan a su situación anterior al tratamiento.


Recuerde que es importante que visite con regularidad a su dentista. En nuestras clínicas contamos con un equipo de profesionales cualificados que le ayudarán a tratar los problemas de salud y estética de su boca. Solicite una consulta sin compromiso.

 

Equipo Profesional - Nuestras Clínicas - Contacto

 

Design: Alex Lloyd