Ortodoncia

Higiene

Un tratamiento de ortodoncia es un importante paso en el aspecto de tu dentadura. Las ventajas van más allá de consideraciones estéticas. Al llevar un aparato de ortodoncia debes recordar que el éxito del tratamiento también depende de la higiene de tus dientes y encías.

Hay que mantener muy limpios los dientes y los aparatos. Los aparatos de ortodoncia no causan caries: al contrario, algunos como los fijos protegen la parte cubierta del diente mediante el cemento que actúa como sellado.

Los aparatos, en cambio, sí que pueden facilitar que los restos alimentarios queden atrapados y se forme la placa bacteriana. Hay que evitar que se acumel, pues de suceder, atacará al diente y se producirá calcificación.

Como resultado de la placa bacteriana y de restos de alimentos que se dejen sin limpiar entre dientes y aparatos, las encías duelen y están hinchadas. La falta de cuidado en el cepillado deja marcas permanentes en los dientes que hay que evitar.

Algunos consejos y recomendaciones.

Los aparatos fijos constan de dos partes. Una  parte va cementada a los dientes (bandas-brackets) y no se quita nunca, salvo por motivos propios del tratamiento y cuando lo determina el ortodoncista. La otra, que va colocada sobre estos brackets y bandas, son los arcos de alambre, que se irán cambiando o no, según las necesidades del tratamiento.

La aparatología fija puede ocasionar al principio del tratamiento leves molestias y/o dolores, que desaparecen cuando se produce la aceptación por parte de los tejidos de la boca. El portador de aparatos ortodóncicos puede tener llagas con más frecuencia pero se puede utilizar cera en la zona traumatizada para evitar que continúe la lesión. En caso de dolor, pueden utilizarse analgésicos por vía oral.

Para evitar cualquier tipo de molestias o inconvenientes, el paciente tendrá que cuidar de manera muy estricta el aparato, evitando todos aquellos alimentos que puedan provocar presión y que desenganchen los elementos adheridos produciendo roturas o pérdida de los mismos y con las consiguientes complicaciones de pérdida de tiempo y de dinero que esto ocasiona.

Los aparatos removibles son también utilizados en algunos tratamientos ortodóncicos. Están fabricados con material acrílico y alambre, y los pacientes pueden quitárselos ellos mismos.

Como los tratamientos de ortodoncia requieren una duración prolongada, los pacientes han de tener constancia y seguir hasta el final, cuidando los aparatos y cumpliendo con las visitas establecidas. El no asistir a las citas programadas, la falta de uso de los aparatos removibles y la mala conservación de los aparatos fijos retrasan el tratamiento.

Algunos consejos prácticos

La higiene bucodental debe extremarse, porque los aparatos, ya sean brackets, arcos, alambres o acrílico, favorecen la retención de restos de comida que al depositarse sobre los dientes formarán la placa bacteriana. El cepillado de los dientes se ha de hacer con una pasta de dientes con flúor como mínimo tres veces al día, después de cada comida. Los aparatos no provocan ningún tipo de alteración a nivel dental, salvo en bocas que no están suficientemente limpias.

El aparato removible se debe limpiar al menos una vez al día con un cepillo de uñas con cerdas de nylon y jabón, para evitar la formación de sarro, y después se debe aclarar muy bien con agua.
A la hora de la comida deben tomarse algunas precauciones: la manzana debe comerse cortada a trozos, han de evitarse las tostadas duras y los bocadillos de pan con corteza dura, pizzas duras, pipas, y la carne ha de ser cortada en trozos pequeños.

Debe evitarse:

  • Comer golosinas (chicles, caramelos masticables y cualquier otro alimento pegajoso o que se adhiera a los aparatos)
  • Introducir en la boca objetos duros que provoquen algún tipo de presión como pueden ser lápices o tapones de bolígrafos.
  • Tocar los aparatos con los dedos.
  • Si tu aparato es removible no lo envuelvas en servilletas porque puedes perderlo con facilidad, procura dejarlo siempre en su funda.

Aquí te ofrecemos con más detalle estos consejos para que puedas imprimirlos y tenerlos siempre contigo (Es necesario tener instalado el software Adobe Acrobat Reader

El problema es la placa.

La placa es una sustancia blanca y pegajosa que se acumula sobre los dientes cuando comemos. Se se dejan placa y restos de alimentos acumulados en los dientes y alrededor de los aparatos, se pude provocar la hinchazón de las encías, mal aliento, marcas en los dientes y caries.

Cómo y Cuándo cepillarse.

Hay que cepillarse después de cada comida, en particular si se ha tomado algo dulce o pegajoso.

Lo más importante es que, por lo menos tres veces al día, se cepillen bien los dientes y aparatos, hasta que queden perfectamente limpios.

Se tiene que eliminar todo indicio de placa o restos de alimentos atrapados entre dientes y aparatos, utilizando el cepillo, la pasta y otros medios que pueda recomendar el ortodoncista.

Es necesario cepillar todas las superficies: delante, detras, encima y debajo de los alambres y, sobre todo, en la unión del diente con la encía. Hay que mantener siempre limpios los dientes y aparatos en la línea de las encías o de lo contrario se inflamarán y dolerán, dificultando el cepillado.

Cepillarse los dientes después de cada comida es la única manera de prevenir la formación de placa y caries dental. Enjuagarse luego. Si se han cepillado bien, brillarán dientes y bandas.

Al principio puede parecer difícil realizar una limpieza adecuada cuando se lleva un aparato de ortodoncia. No te preocupes, con un poco de práctica verás que es muy sencillo.

Consejos:

  • En primer lugar, quitar todas lsa cintas elácticas y las partes extraíbles, como el anclaje
  • Un método de cepillado recomendado es colocar el cepillo formando un ángulo de 45º respecto a la encía
  • Aplicar una ligera presión con el cepillo con un movimiento de vaivén, limpiando los dientes uno a uno durante unos 10 segundos
  • Utilizar el mismo movimiento de cepillado en todas las superficies internas y externas de los dientes
  • No olvidar cepillarse las supeficies masticadoras de los dientes yasegurarse de que también se llega a los últimos dientes de atrás

Termina limpiando la zona alrededor del aparato de ortodoncia, cepillando primero desde la parte superior y después desde la zona inferior. El cepillado debe ser suave, teniendo cuidado de no romper o doblar los brackets o los alambres.

Con los aparatos removibles:

Después de extraer el aparato de la boca, cepillarse normalmente los dientes y en las zonas interdentales. A continuación, usando y el cepillo y la pasta de dientes, limpiar el aparato, enjuagándolo después con agua abundante.

Hay que asegurarse de cepillar también suavemente las zonas de las encías que quedan cubiertas por el aparato, incluyendo el paladar si se lleva aparato en los dientes superiores.

Limpieza interdental

El hilo dental elimina la placa que se acumula en las áreas a las que el cepillo no puede alcanzar, entre los dientes y por debajo de la línea de las encías. De hecho, si no se utiliza el hilo dental, se deja sin tocar ni limpiar hasta un 40% de la superficie dental.

Cortar un trozo de seda dental de aproximadamete 20 cms y tirando del extremo que queda, pasarlo entre el espacio que queda entre cada diente, por encima del alambre en el caso de los dientes superiores y por debajo del alambre en el caso de los dientes inferiores.

Curvar el hilo alrededor de cada diente en forma de "C" y moverlo despacio hacia arriba y hacia abajo por los laterales de cada diente, sin olvidar la línea de las encías. Desenrrollar otro trozo de hilo a medida que va pasando de un diente a otro.

Otros productos

Hay cepillo especiales para ortodoncias, que tienen los fialmentos recortados en forma de "V" para limpiar por encima y por debajo de los brackets y de los alambres. También existen aparatos y cepillos de caucho para limpieza interdental, así como dispositivos de irrigación que utilizan un chorro de agua o enjuague bucal a presión para limpiar alrededor del aparato y a lo largo de las encías. Te aconsejaremos si están indicados en tu caso, así como la correcta forma de utilización.

Visitar al ortodoncista

Con la frecuencia que éste indique o ante cualquier problema que surja en la boca o con el aparato de ortodoncia.


Recuerde que es importante que visite con regularidad a su dentista. En nuestras clínicas contamos con un equipo de profesionales cualificados que le ayudarán a tratar los problemas de salud y estética de su boca. Solicite una consulta sin compromiso.

 

Equipo Profesional - Nuestras Clínicas - Contacto

 

Design: Alex Lloyd